Es pertinente empezar este artículo describiendo los octanos de las gasolinas. Estos en realidad miden la resistencia de detonación en el combustible. La principal diferencia entre las gasolinas Magna
y Premium (en México) es que la Magna tiene 87 Octanos y la Premium tiene 92, además, es un hecho que las gasolinas Premium producen una menor cantidad de emisiones.

Si bien el octanaje es una medida para la calidad y capacidad antidetonante del combustible, en las gasolinas con más octanos
las denotaciones y explosiones en la cámara de combustión producen una mayor cantidad de energía útil. Sin embargo, el número de octanos en las gasolinas no está relacionado con un aumento de potencia o un ahorro en el consumo.  

Cuando las gasolinas tienen más octanos, la combustión es más suave y efectiva, por lo que los motores responden con una marcada reducción en el consumo. Esta diferencia se aprecia más en los motores robustos.

Por lo general, las diferencias de octanaje son resultado de los procesos de refinamiento, en las gasolinas Premium los procesos suelen ser más largos y mecánicamente, estas gasolinas representan menor desgaste de los inyectores de gasolina y de los cilindros.